Honrar a los dadores y a los dones

Meditación en un minuto
noviembre 12, 2011
2012
enero 1, 2012
Es propio de los órdenes del amor entre padres e hijos, y del amor entre hermanos, que todo el que tome honre el don recibido y al dador del que lo tomó.
Nuestros padres nos dan la vida y son los únicos capaces de hacerlo; otras personas pueden darnos lo que necesitamos aparte de esto. Algo bello ocurre cuando una persona mira a sus padres reconociendo, en ellos, la fuente de la vida. Todo el que ama y honra la vida, implícitamente ama y honra a los dadores de la vida.
Bert Hellinger

Hoy, un pequeño homenaje: Las manos de mi madre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *